¡Comparativa de edredones nórdicos para que puedas elegir el mejor!

Para descansar de la mejor forma posible, no solo hay que tener el mejor colchón y la almohada óptima, también necesitas la temperatura adecuada. El cuerpo libera energía al dormir y si se acumula sin transpiración podemos llegar a sudar por las noches, lo que crea una sensación desagradable; de la misma manera, pasar frío hará que durmamos peor y, posiblemente, enfermemos. Por eso traemos esta comparativa de edredones nórdicos para encontrar la temperatura perfecta para dormir.

Las opciones son numerosas y como cada persona es diferente, no nos valdrá lo mismo a todos. ¿Eres muy caluroso o más bien friolero? ¿Prefieres plumas o fibra? ¿edredón de invierno o verano? ¿Funda o solo relleno nórdico?

Hemos recopilado una lista de los mejores edredones nórdicos y te traemos 10 excelentes opciones para que puedas elegir fácilmente. ¡Preocúpate solo de dormir y descansar plácidamente!

Los 10 mejores edredones y nórdicos

Si quieres elegir el mejor edredón nórdico tendrás que tener en cuenta una serie de factores que más se adapten a ti. El precio puede variar de uno a otro y la calidad también. Pero, sobre todo, debes tener en cuenta que la elección que hagas se ajuste a tus necesidades.

No todos los edredones valen para todas las personas, cada uno somos de una forma y nuestro sueño es muy diferente, por eso, veamos una comparativa de edredones nórdicos para elegir el que mejor se adapte a nosotros:

Pikolin Home plumón

Una acogida suave y un abrazo agradable y ligero de parte de este nórdico de plumón que podrás usar todo el año. Con la máxima de crear un descanso perfecto, Pikolin nos trae este nórdico con la idea de que duermas como duermas, encuentres la comodidad perfecta para ti. ¡Que nada te quite el sueño!

Lo mejor de Pikolin Home plumón:

  • Plumón de oca 92% y 8% de pluma.
  • Gramaje: 250 gr/m².
  • La alta concentración de plumón asegura el calor y la sensación de esponjosidad.
  • Transpirable, ligero y esponjoso. Además, lleva una funda 100% de algodón.
  • Una gran capacidad de termorregulación por su relleno a base de plumón y pluma de la mejor calidad. Para habitaciones con temperaturas medias.
  • Su funda interior lleva un tratamiento downproof para evitar la fuga de plumas y plumones.
  • Este producto dispone del certificado Oeko Tex Standar 100. Los procesos de elaboración del mismo son respetuosos con el medio ambiente y los componentes del producto no son nocivos para la salud.
  • Un mantenimiento muy fácil. Lavable a máquina y apto para la secadora a baja temperatura. Aunque se recomienda, al igual que con el resto de nórdicos naturales de pluma y plumón, lavarlo en lavandería para garantizar su protección. Y no hacerlo más de una vez al año.

Lo peor de Pikolin Home plumón:

  • Pese al tratamiento de su funda, en ocasiones pueden escaparse plumas.
  • No es apropiado para lugares excesivamente fríos: para ello, es mejor usar un edredón 100% plumón.

Este edredón es de los más ligeros y confortables del mercado. Las plumas (que componen el 8% del relleno del edredón) son de tamaño pequeño para evitar que se noten las cañas y molesten al tacto. De esta forma siempre notaremos su esponjosidad y agradable calor, sin molestas durezas o imperfecciones. Óptimo para dormir sin sábanas por su tacto y porque retiene el calor manteniendo la temperatura toda la noche.

Además, su ligereza hace que se adapte a ti, independientemente de lo mucho que te muevas durante la noche. Y su funda de algodón hace que sea muy transpirable para evitar humedad y sudor durante el sueño, lo que nos puede hacer descansar peor.

Pese a que se puede lavar a máquina, es mejor no hacerlo muy a menudo porque el plumón es delicado y es mejor secarlo en secadora para que desaparezca la humedad por completo y recupere su esponjosidad. En cualquier caso, lo más recomendable es lavarlo en lavandería, por lo delicado del plumón. Para evitar tener que lavarlo, es mejor usarlo con funda, que podremos quitar y lavar todas las veces necesarias.

Sancarlos

El relleno nórdico Sancarlos Platinum está hecho de 100% plumón, para conservar la mayor concentración de calor. Lo hemos añadido a esta comparativa de edredones nórdicos por su tacto es esponjoso y ligero, consiguiendo que no sea necesaria ninguna otra prenda de cama para un descanso de lo más confortable, aún con las temperaturas más frías. Su sistema de división Kassetten favorece la distribución de calor de forma uniforme por todo el edredón.

Lo mejor de Sancarlos:

  • Relleno nórdico con plumón 100% de oca seleccionada. El plumón es la parte más ligera de la pluma y la que mejor aísla y transpira. En su interior crea una cámara de aire que conserva el calor y evita el frío exterior.
  • Gramaje: 300 gr/m².
  • Tejido exterior 100% de algodón, confeccionado con satén.
  • Medidas para diferentes camas. Desde camas de 90 (150 x 220 cm) hasta medidas especiales de camas de 160/180.
  • Lavable a máquina a 40º. No aconsejable usar lejía ni secadora. Se recomienda lavar en lavandería.
  • El sistema Kassetten crea una temperatura agradable, distribuyendo el calor de forma uniforme. El sistema consiste en la división interior del relleno en celdas separadas entre sí mediante una pared de celulosa. De esta forma, ninguna costura atraviesa el relleno, ni a la inversa, garantizando una distribución uniforme del calor evitando el desplazamiento del plumón por fuera de su celda.
  • El sistema downproof es una película aislante y transpirable para evitar que el plumón escape, pero sin sacrificar ni un poco de su suavidad ni calor.

Lo peor de Sancarlos:

  • ¡Cuidado al lavarlo! El plumón es delicado y no se aconseja hacerlo más de una vez al año. Es preferible hacerlo en lavandería.
  • Puede hacer algo de ruido al moverse, creando algo de incomodidad si duermes en pareja.

El edredón Sancarlos Platinum se encuentra en lo más alto de la gama del fabricante, y lo han hecho muy bien. Es caliente incluso en las habitaciones más frías y su separación en celdas evita que el plumón se mueva de su lugar, consiguiendo una distribución uniforme del calor y evitando el molesto apelmazamiento que se puede dar en otros edredones similares.

Es ligero y empezarás a notar el calor en unos segundos, lo que puede hacerlo poco apropiado para gente muy calurosa: aunque es altamente transpirable, puede ser molesto si sudas mucho por la noche. Es óptimo para climas muy fríos.

Su composición y el plumón lo hacen poco apto para continuos lavados, así que, si necesitas limpiar tu edredón a menudo, quizá debas elegir un edredón con otro relleno que no sea plumón. No se recomienda lavarlo más de una vez al año ni usar secadora, aunque puede lavarse en lavadora (sin lejía) a menos de 40º. También puedes optar por usarlo con una funda, para mejorar la higiene sin sacrificar esta valiosa prenda.

Es aconsejable airearlo o ahuecarlo un par de veces a la semana, al menos. Lo cual es normal en este tipo de materiales.

Sabanalia

Un edredón sintético de alta calidad y reversible. Está relleno de fibra hueca siliconada y cubierto de un forro suave e hipoalergénico. No necesita funda, para evitar la dificultad que a veces se origina a la hora de cambiarla. Sus colores están pensados para lucirse y su tacto es agradable, además, puedes darle la vuelta y disfrutar de dos diseños en uno.

Lo mejor de Sabanalia:

  • Totalmente transpirable para evitar problemas de sudor, humedad y mala salubridad.
  • Gramaje: 400 gr/m².
  • Completamente lavable a máquina, sin tenerlo que desmontar ni cambiar fundas.
  • Tacto extra suave para una experiencia de lo más agradable.
  • Válido en diferentes modelos para camas desde 90 cm hasta 200 cm.
  • Disponible en diferentes colores, con la ventaja de ser reversible para elegir el que mejor combina en cada momento o para cambiar el aire de la habitación sin gastar más dinero.
  • Edredón indicado para temperaturas medias.

Lo peor de Sabanalia:

  • Solo lo hay en colores lisos.
  • Los bordes de las costuras pueden ser un poco ásperos entre ambos colores.

Pese a que es mejor usar sábanas para no tener que lavar tan a menudo este edredón nórdico, por lo demás no encontrarás ninguna pega. Su tacto es suave y agradable, su tamaño, apropiado para camas de todos los tamaños, y su reversibilidad harán que nunca te aburras de él.

Su suavidad y su ligereza harán que te sientas muy a gusto y abrigado, sin problemas para moverte en la cama. Podrás cubrir hasta la almohada cuando la cama esté hecha, porque tiene un largo extra y podrás elegir color, aunque, como única pega, todos lisos. Puedes lavarlo en casa y usarlo para una habitación de temperatura media.

Y, como beneficio a tener en cuenta, este edredón es hipoalergénico, por lo que ayudará a prevenir todo tipo de problemas respiratorios.

Montse interiors

Este edredón nórdico tiene un relleno sintético de la mejor calidad, con un gramaje de 100 gr/m² de fibra hueca siliconada. Es ideal para primavera, verano y otoño, o para inviernos no muy fríos o lugares cálidos. Se adapta al cuerpo, tiene un mantenimiento fácil y se puede lavar y secar en casa. Sacudiendo el producto con regularidad, recupera su forma y volumen inicial, como si fuera recién comprado, por eso lo hemos añadido a esta comparativa de edredones nórdicos.

Lo mejor de Montse Interiors:

  • Relleno nórdico sintético de calidad.
  • Gramaje: 100 gr/m².
  • Ligero y transpirable. Se adapta al cuerpo, por si te mueves mucho mientras duermes.
  • Se puede lavar en casa y secar en secadora, por lo que hace muy fácil limpiarlo.
  • Evita las alergias con un tratamiento antiácaros.
  • Trae una funda de regalo para guardarlo cuando no lo uses.
  • Es ligeramente más grande que los nórdicos normales, para evitar que te destapes si duermes acompañado y para vestir la cama completamente.

Lo peor de Montse Interiors:

  • Puede ser insuficiente para zonas muy frías o para invierno.
  • Su tamaño ligeramente superior puede hacer difícil encontrar fundas a su medida, aunque no te harán falta.

La mejor opción si lo que buscas es un edredón de primavera-verano. Si vives en zonas templadas, también para inviernos no demasiado fríos. O, si eres muy caluroso, puede servirte en climas más extremos.

Pese a su ligereza, sigue siendo un nórdico, y es cálido gracias a su relleno de fibra hueca siliconada. Da calor sin agobiar, para conseguir un sueño confortable y un descanso total.

Además, puedes encontrar diferentes grosores de la misma marca, por si prefieres otro diferente o el gramaje no se adapta a ti. También puedes unir nórdicos de diferentes medidas para poder cubrir todas las temperaturas, usando los corchetes para juntarlos o separarlos cuando la situación lo requiera.

Es apropiado si te mueves mucho en la cama, ya que su tamaño mayor a la media ayuda a mantenerte cubierto toda la noche.

ForenTex

El edredón perfecto si quieres dormir calentito, pero no soportas cambiar la funda del nórdico. Con ForenTex no tendrás que preocuparte nunca más de este inconveniente. Con una parte exterior de microseda, para abrigar y procurar un tacto agradable; un relleno interior de fibra hueca siliconada para conservar el calor y dar consistencia; y una parte interior de borreguillo para dar confort y procurarnos un sueño de lo más agradable. Además, pese a sus tres capas que logran un tacto mullido y agradable, sigue siendo ligero para no agobiar durante la noche.

Lo mejor de ForenTex:

  • Edredón de tres capas cosidas para evitar bultos o molestos movimientos del interior, que pueden estropearnos el sueño.
  • Lavado fácil a 30º en lavadora. No hace bolitas, seca rápido y no hay que plancharlo.
  • No necesita de molestas fundas para lucir perfecto en cualquier cama.
  • Medidas para camas desde 90 cm a 160 cm.
  • Capa exterior de microseda extrasuave de 220 gr/m². Con estampados para no necesitar funda.
  • Capa interior de borreguillo de 200 gr/m². Creando un tacto muy agradable tanto por dentro como por fuera.
  • Relleno de fibra hueca siliconada de 180 gr/m².
  • Gramaje total: 600 gr/m².
  • Pese a sus tres capas es muy ligero y no agobia para dormir plácidamente.
  • Apto para noches muy frías.

Lo peor de ForenTex:

  • Las medidas son un poco justas. Para que cuelgue, es mejor pedir un tamaño superior al de la cama donde quieras usarlo.

El edredón ForenTex pone a nuestra disposición, además de la calidez y la suavidad, un bonito estampado para vestir la habitación. Además, nos enviarán de regalo las fundas de los cojines, para poder poner la cama a juego. Podrás elegir entre muchos estampados el que más te guste, sin necesidad de molestas fundas que a veces nos complican hacer la cama.

Además, para lo grueso que es, se seca muy rápido y tiene la ventaja de poder lavarlo en casa. Y, cuando esté seco, podrás volverlo a poner en la cama, sin necesidad de plancha, lo cual también es una ventaja.

Este edredón es perfecto para noches frías, pero su ligereza lo hace apropiado para compartir cama o para gente que se mueve mucho, pues no producirá sensación de agobio. Eso sí, ten en cuenta que las medidas son algo justas y si prefieres que cuelgue, es mejor comprar una medida superior para ello.

Lucena Campos

Un edredón bonito que a la vez abriga para las noches más frías de otoño o invierno. Exterior con tacto de melocotón, sensación mullida y poliéster para favorecer la limpieza. Varios colores a elegir y reversible.

Lo mejor de Lucena Campos:

  • Tejido exterior con poliéster y tacto de piel de melocotón.
  • Relleno de fibra hueca y siliconada de 400 gr/m².
  • Hipoalergénico y transpirable.
  • Puede lavarse en casa, hasta 60º sin problema. Eso sí, es mejor pasarlo por la secadora para que quede más mullido y no cree moho. Si esto no es posible, mejor asegurarte de que se ha secado bien, antes de volver a ponerlo.
  • La marca tiene fundas y cojines a juego disponibles.
  • Disponible para camas de todos los tamaños y también con largos especiales, aunque esto puede dar problemas si luego quieres ponerle una funda de otro modelo.

Lo peor de Lucena Campos:

  • El tacto piel de melocotón no le gusta a todo el mundo.
  • No hay gran variedad de colores y estampados.

Un edredón pensado para las noches más frías. Con una medida estándar, pero también disponible con diferentes largos, para colocarlo como una colcha, envolviendo la almohada. La disponibilidad de cojines y fundas a juego es un punto extra que llenará de vida nuestro dormitorio. No precisa de funda y es reversible, lo que siempre es un punto positivo para poder cambiar la habitación y sus colores sin gastar más dinero.

Es muy cálido, por lo que es mejor usarlo si eres muy friolero o si vives en lugares muy fríos. No es buena opción para verano-primavera, salvo que el clima sea templado durante estas fechas.

¡Cuidado al lavarlo! Si no dispones de secadora, asegúrate de que seca bien antes de volverlo a poner en la cama. Su grosor lo hace susceptible a problemas como moho, aunque es muy transpirable para poder usarlo con o sin sábanas sin esos problemas.

Marmota

(Puedes encontrarlo aquí)

Ideal para los que quieren un edredón para todo el año, puesto que Marmota nos trae tres nórdicos por el precio de uno y por ello no podía faltar en esta comparativa de edredones nórdicos. Podrás elegir, con dos edredones para crear tres combinaciones posibles:

  • Una capa fina de 150 gr/m² para los días más cálidos o las personas más calurosas.
  • Una capa de 350 gr/m² para temperaturas intermedias.
  • Une las dos con corchetes para crear el edredón para noches frías y gente friolera.

¿Por qué elegir un edredón cuando puedes tenerlos todos? No tendrás que comprar un nuevo nórdico según la temperatura, solo unir o separar las capas, para tener tres en uno. Además, el precio será mucho más asequible que tener que adquirir diferentes edredones para cada estación.

Lo mejor de Marmota:

  • Para todo tipo de frío y de personas. Como ya hemos dicho, este edredón se ajustará completamente a tus necesidades gracias a sus diferentes capas.
  • Antialérgico, antiácaros y anti frío. Por mucho que lo laves, sus propiedades se mantendrán para conservar tu salud con la máxima delicadeza.
  • Ligero, cómodo, versátil, suave y preparado para combatir el frío.
  • Puedes usarlo todo el año.
  • Transpirable para evitar humedad y sudor nocturno, que siempre nos hacen descansar peor.
  • Es ligero, incluso con las dos capas puestas.
  • Puedes lavarlo en casa.

Lo peor de Marmota:

  • Necesita funda.
  • Aunque incluye una funda para guardar la capa que no estés usando, necesitarás hueco en casa para guardarla.

El relleno de fibra hueca siliconada tiene un tacto muy similar al plumón y abriga igual que este, aunque su alta transpirabilidad evita molestos sudores nocturnos. Estarás abrigado todo el año, sin la molesta sensación de aplastamiento de otras mantas más gruesas.

El diseño de costuras evita que el relleno se apelmace para que el edredón sea siempre cómodo, esponjoso y caliente. Además, nos regalan una funda para guardar la capa que no estés usando, que siempre viene muy bien. Y con un plus de salud, por su sistema antiácaros e hipoalergénico.

Utopía Bedding

Una fantasía hecha realidad, eso es este edredón nórdico hipoalergénico. Podrás elegir entre cuatro colores lisos reversibles y el tamaño para tu cama. Luego, solo tendrás que dejarte mimar por un edredón extremadamente suave, con un relleno de fibra que se amolda a ti para darte una sensación acogedora.

Lo mejor de Utopía Bedding:

  • 100% hipoalergénico para cuidar tu salud. Además, posee una resistencia a ácaros del polvo y esporas.
  • Su fabricación con costuras acolchadas ayuda a conservar la forma y evitar apelmazamientos.
  • Disponible en todas las medidas y en cuatro colores.
  • Materiales ultrasuaves con fibra de silicona que proporciona una sensación de confort total y calidez superior durante toda la noche.
  • Puede lavarse en casa con un mantenimiento muy fácil.
  • Oeko-Tex Standard 100: probado para sustancias nocivas, adecuado para alérgicos.
  • Un precio muy asequible para un edredón de este estilo.
  • No es necesaria funda.

Lo peor de Utopía Bedding:

  • Poca variedad de colores.
  • Puede resultar algo fino para noches muy frías, aunque calienta bastante.

Utopía Bedding es un edredón de lujo a un precio muy asequible. No necesita funda, aunque puede usarse para protegerlo. Es fácilmente lavable y muy cómodo de usar. Pese a que es fino, es bastante cálido. Y es perfecto para gente con alergias o problemas respiratorios. Además, es muy suave, para un tacto esponjoso y un sueño celestial.

Como con la mayoría de edredones de este estilo, no se recomienda lavarlo más de una vez al año para mantenerlo en la mejor forma posible. Si consideras que necesitas una higiene extra, puedes utilizar fundas o sábanas para mantenerlo a salvo. Su alta transpirabilidad evitará el sudor, para conservarlo en el mejor estado posible.

Cotton Art

Un relleno nórdico tan ligero, que abriga sin que te percates de que está ahí. Si estás acostumbrado a pesados edredones o nórdicos, te resultará raro al principio lo caliente que es. Con un relleno compuesto en el 92% de plumón y el resto de pluma, es ligero pero cálido para noches frías de invierno. De apariencia gruesa, gracias al aspecto esponjoso hará las delicias de los sueños en las temperaturas más bajas.

Lo mejor de Cotton Art:

  • Relleno de plumón y pequeñas plumitas, para un tacto cómodo y acogedor. Muy ligero y mullido.
  • Gramaje: 275 gr/m².
  • Tejido de algodón satén al 100% con un tratamiento downproof para evitar la pérdida de plumitas.
  • Suavidad del tejido exterior, con muy buena capacidad de recuperación, adaptación perfecta al cuerpo, volumen, ligereza y una perfecta regulación térmica.
  • Medidas variables para diferentes tamaños de colchón. Desde camas de 90 cm hasta camas tamaño King size de 2 metros.
  • Perfectos para climas fríos.
  • Apto para gente que se mueve mucho, por su ligereza no te hará sentir atrapado.
  • Trae una funda de algodón para guardarlo en las mejores condiciones.

Lo peor de Cotton Art:

  • No es aconsejable lavarlo en casa. Es muy delicado, por lo que es mejor lavarlo en lavandería.
  • Hay que airearlo a menudo para evitar el apelmazamiento del plumón.

Una opción muy mullida y esponjosa, que hará que estés caliente y protegido sin necesidad de sentirte aplastado como pasa con algunas mantas más gruesas. Es gordito, pero esto no dificulta hacer la cama.

Eso sí, no conviene lavarlo en casa. El plumón es muy delicado y si no se seca bien, aparte de no calentar, pueden aparecer hongos u otro tipo de microorganismos indeseados. La mejor opción es usar una funda que sí que podrás lavar siempre que necesites.

Su cubierta de algodón satén 100% harán que sea muy suave y, además, el tratamiento de esta evitará que las plumas escapen del relleno. Conviene no colocar nada encima, para no estropearlo, aplastando el plumón, y airearlo para que no se apelmace. Si lo cuidas bien, es una opción genial y muy calentita para los inviernos más fríos, pese a su ligereza.

Pikolin Home sintético

La opción sintética del producto de Pikolin de plumón con el que abrimos el top, con interesantes novedades gracias a su material. Este relleno nórdico consta de fibra antiácaros, hipoalergénico y de fácil mantenimiento en lavadora. Además, a un precio muy razonable para su calidad y la conocida marca. Imita a un edredón de pluma, pero con las ventajas del material sintético.

Lo mejor de Pikolin Home sintético:

  • Relleno sintético totalmente transpirable.
  • Gramaje: 300 gr/m².
  • Hipoalergénico. La microfibra ayuda a disminuir los problemas producidos por las alergias.
  • Apto para temperaturas medias o bajas.
  • Mantenimiento sencillo. Lavable en máquina. Puede ser secado en secadora.
  • Disponible en todos los tamaños, incluido para cunas. Apto para todas las edades.
  • Tejido exterior: microfibra 100% poliéster.
  • Relleno: fibra hueca siliconada, tacto plumón.
  • Puedes elegirlo con tratamiento en aloe vera en lugar antiácaros, para personas con piel sensible.

Lo peor de Pikolin Home sintético:

  • Solo disponible en color blanco, que puede resultar un poco aburrido. Pero esto se soluciona con una funda.
  • Algunos tamaños pueden quedarse un poco cortos por los pies, hay que buscar un tamaño apropiado para la cama, aunque Pikolin nos ofrece muchas opciones diferentes para adaptarse a todas las camas.

Un edredón ligero, apto para todos, desde bebés en cunas hasta los más mayores de la casa. A simple vista su ligereza puede confundir, pero conserva muy bien el calor corporal. Como es muy transpirable no habrá problemas de sudoración. De hecho, es especialmente indicado para zonas de frío húmedo, para mantenerte caliente y seco toda la noche.

Se puede usar sin funda, porque es muy suave, hipoalergénico e, incluso, lo podemos elegir con un tratamiento de aloe vera para pieles sensibles. Sin embargo, para evitar necesitar lavarlo muy a menudo, aunque se puede hacer en casa, lo mejor en estos casos es usar funda; así, además, darás color a la habitación.

¡Comparativa de edredones nórdicos en una tabla!

¿Aún no lo tienes claro? ¡Hemos elaborado una tabla con las mejores cosas de cada opción, para que puedas decidir de un vistazo! Elige tus materiales favoritos o el clima de tu casa para saber con cuál quedarte:

Modelo Clima Relleno Exterior Gramaje Necesita funda Limpieza
Pikolin home plumón Otoño e invierno 92% plumón
8% pluma
100% algodón 250 gr/m² Es recomendable usar funda Se recomienda limpieza profesional
Sancarlos Invierno 100% plumón de oca 100% de algodón satén 300 gr/m² Es recomendable usar funda Se recomienda limpieza profesional
Sabanalia Otoño e invierno Fibra hueca siliconada Sintético y algodón 400 gr/m² No necesita funda Lavadora
Montse interiors Primavera y verano Fibra hueca siliconada Sintético y algodón 100 gr/m² Es recomendable usar funda Lavadora
ForenTex Invierno Fibra hueca siliconada Microseda extrasuave y borreguillo 600 gr/m² No necesaria funda Lavadora
Lucena Campos Otoño e invierno Fibra hueca conjugada Microfibra poliéster tacto melocotón 400 gr/m² No necesaria funda Lavadora
Marmota Cuatro estaciones Fibra hueca siliconada Algodón y sintético 150 gr/m² +
350 gr/m²
Es recomendable usar funda Lavadora
Utopía Bedding Otoño e invierno Fibra hueca siliconada Microfibra hipoalergénica X No necesaria funda Lavadora
Cotton Art Otoño e invierno 92% plumón

8% pluma

100% algodón satén 275 gr/m² Es recomendable usar funda Se recomienda limpieza profesional
Pikolin home sintético Otoño e invierno Fibra hueca siliconada Microfibra hipoalergénica 300 gr/m² Es recomendable usar funda Lavadora

Elige con esta comparativa de edredones nórdicos

Esta comparativa de edredones nórdicos pretende mostrarte los diez mejores que puedes encontrar en el mercado actualmente, a precios muy accesibles, pero también queremos darte unas pautas sobre cómo elegir el mejor y qué cuestiones debes tener en cuenta a la hora de escogerlos.

Lo primero de todo es desterrar los prejuicios sobre el precio. El edredón más caro no tiene por qué ser el mejor y, al revés, el más barato no tiene por qué ser malo. Cada persona tiene unas necesidades diferentes y muy variadas, por ello, hay que buscar el que más se adapte a nosotros y a nuestro bolsillo.

No necesitarás el mismo tipo de edredón si vives en una zona cálida que si lo haces en una montaña nevada. Tampoco si eres muy caluroso y tiendes a sudar, o si te mueves mucho. Debido a eso, primero tienes que identificar tus necesidades y descubrir qué edredón se adapta mejor a ti. A continuación, te daremos algunas pautas para que sea más fácil tomar esta decisión:

¿Relleno nórdico o edredón de toda la vida?

El edredón de siempre cuenta con ventajas, como que, por lo general, son más fáciles de lavar en casa, lo que también hará que se estropeen más rápido. También hay que tener en cuenta que abrigan menos y que habrá que usarlos en compañía de otras mantas y sábanas, por lo que el proceso de hacer la cama también puede alargarse un poco más y la ropa de cama a lavar puede acumularse, sobre todo si somos varios en casa.

El relleno nórdico cuenta con la ventaja de que no necesitarás más que, como mucho, una funda que, aunque son algo complicadas de cambiar, nos eliminará toda la ropa de cama extra. En cuanto nos acostumbremos a las fundas, serán fáciles de poner y quitar, puedes buscar trucos en internet para hacerlo más rápido. E, incluso, puedes llegarlo a convertir en un juego para que los peques de la casa participen para arreglar sus camas.

Además, algunos rellenos nórdicos sintéticos ya no precisan de fundas, así que, si eres de los que prefiere solo estirar tu edredón y no preocuparte más, esta es tu mejor opción. Y podrás encontrarlos de colores y con patrones para llenar de color tu dormitorio. Por ello hemos querido traerte esta comparativa de edredones nórdicos, para que puedas elegir.

¿Qué tener en cuenta a la hora de elegir un edredón?

Hay una serie de factores a tener en cuenta a la hora de elegir, tal como te hemos enseñado en la tabla comparativa de edredones nórdicos. Estos factores son varios y claves a la hora de tomar una decisión ya que pueden cambiar completamente nuestra decisión sobre el tema. El clima, el gramaje, el relleno, el material e, incluso, la forma de lavarlo, nos harán elegir uno u otro. Ahora te explicaremos la importancia de cada uno de ellos:

El clima de tu hogar:

No solo debes tener en cuenta si vives en una zona fría o cálida, también la temperatura que hace dentro de casa. Puedes tener tu hogar en montañas heladas, pero que tu casa tenga una buena climatización y no necesites un edredón tan abrigado. O, por el contrario, vivir en una zona cálida, pero que tu casa siempre esté fresca, o seas muy friolero y te guste dormir bien protegido.

¿Qué tendremos en cuenta a la hora de elegir uno de ellos en esta comparativa de edredones nórdicos teniendo en cuenta la temperatura? El gramaje y la capacidad de abrigo.

Para saber cuánto va a calentar nuestro edredón, hace falta saber de qué gramaje consta. Esta información nos la facilitará siempre el fabricante y podéis encontrarla en la tabla que hemos elaborado. Pero ¿qué significa cada gramaje?

El gramaje es la densidad de relleno y se mide por metro cuadrado del edredón. Se contabiliza en gramos y determina el peso final.

Por lo general, y a modo de resumen: cuanto mayor gramaje, mayor peso y más calor.

El gramaje del edredón:

El calor de los edredones se determina por la capacidad de almacenar y conservar el calor corporal. Si el edredón tiene un bajo gramaje, dejará escapar este calor. Si es demasiado pesado, puede hacernos sudar, creando una sensación de humedad, que nos hará descansar peor. ¿Qué gramaje elegir? Se podría resumir con facilidad en tres grupos:

Gramaje alto: de 300 gr/m² en adelante. A partir de este gramaje son considerados de invierno, muy cálidos. Especialmente aptos para habitaciones muy frías o personas a las que les cuesta entrar en calor.
Gramaje medio: más o menos de 250 gr/m². Edredones considerados de «entretiempo». Óptimos para primavera y otoño o casas cálidas incluso en invierno. Se consideran buenos para habitaciones que no bajen de los 15º.
Gramaje bajo: entre 100 y 150 gr/m². Estos son más indicados para verano, para climas y casas más cálidas o para gente realmente calurosa. Indicados para usar en habitaciones que no bajan de los 20º.

El gramaje es uno de los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de elegir el edredón. Quedarte corto puede significar noches de fríos o, pasarte de gramaje, puede traducirse en noches de sudoración, desarroparte y dormir mal. Es importante tener una temperatura óptima para descansar correctamente.

Si nunca has usado un relleno nórdico y no tienes claro cuál se adaptará mejor a tus necesidades, siempre puedes optar por uno de cuatro estaciones, como hemos visto en el top 10, en el que se incluyen dos edredones juntos para poder elegir en cada momento lo que más necesitamos.

También debes tener en cuenta, que las fibras naturales (pluma y plumón) son más cálidas por norma general que las sintéticas. Por eso, aunque tengan el mismo gramaje, ten cuidado con ello a la hora de elegir. A continuación, te hablamos de esto.

El material del relleno:

Existen dos tipos de relleno que te hemos traído en esta comparativa de edredones nórdicos. Estos rellenos pueden ser naturales o sintéticos. Ambos tienen grandes diferencias que te mostraremos para que puedas elegir el que mejor se adapte a tus necesidades. Ninguno tiene que ser mejor o peor, depende, como siempre, de la persona y la situación.

Rellenos naturales:

Estos son edredones de plumas de ave, normalmente oca o pato. Y, dentro de esta categoría, existen dos opciones. Plumas o plumones. Diferenciarlos es fácil, si conoces ambos materiales:

Plumón: es la parte más ligera de las plumas. Se extrae del pecho o cuello de las aves. Es altamente aislante y termorregulador, pero también es más caro por su dificultad para obtenerlo y su baja abundancia. Es transpirable, aislante, suave y esponjoso.
Pluma: su calidad es ligeramente menor al plumón, aunque también es bueno. La principal diferencia es que puede ser más áspero porque tiene la caña central, por lo que a veces puede pinchar ligeramente o ser menos suaves y esponjosos. Su capacidad aislante y de transpiración también puede verse afectada respecto al plumón.

En ambos casos a veces, los edredones de estos materiales pueden tener un ligero olor que desaparecerá con los días al abrirlo y airearlo. Y, para que este material sea seguro, es mejor comprobar si el edredón tiene un tratamiento antiácaros y antibacterias.

Lo más negativo de este material, que es más caliente y duradero que los productos sintéticos, es la dificultad para lavarlo. No se recomienda que se haga más de una vez al año, porque puede estropearse y conviene hacerlo en lavandería. Los profesionales sabrán mejor cómo tratar un material tan delicado.

En caso de tener que lavarlo en casa necesariamente, procura que quede holgado en la lavadora y mete unas pelotas de tenis con él. Así golpearán el relleno mientras se lava, para evitar que se apelmace.

También es importante airearlos y sacudirlos de vez en cuando. El fabricante nos dará pautas al respecto, normalmente con una vez a la semana es suficiente para que conserven su forma natural.

Estos edredones también cuentan con un tratamiento downproof para evitar la fuga de plumas y plumones. Se aplica a la funda interior para que siga siempre tan esponjoso y mullido como el primer día. Aun así, salvo que el modelo te diga lo contrario, lo mejor es usar una funda exterior, que podrás lavar siempre que quieras y será mucho más cómoda de usar.

Existen otras opciones de fibras naturales para el relleno, como la seda natural o la lana, aunque lo más habitual es encontrarlos de pluma o plumón.

Rellenos sintéticos:

Si prefieres rellenos sintéticos ya sea por su fácil cuidado o porque no quieras productos de origen animal, lo mejor es optar por estas opciones. En los rellenos naturales algunos fabricantes nos garantizan que sus plumas son obtenidas de animales para consumo de carne, si bien es verdad que no todos lo indican. En caso de que tengas reparos, lo mejor es tirar por lo sintético, donde con un precio menor podrás encontrar opciones iguales o superiores en calidad.

En los rellenos sintéticos destacan tres materiales de calidad excelente para lograr un nórdico caliente, cómodo, barato y fácil de cuidar:

Fibra hueca siliconada: trata de imitar el tacto de los rellenos naturales. Se suele usar en gama media. Su fibra de poliéster está formada por hebras huecas por dentro y recubiertas de silicona por fuera para ganar flexibilidad.
Fibra hueca conjugada: se usa en edredones de gama más alta, porque es más costosa. Este material transpira mejor gracias a los rizos de las hebras. De esta manera, los edredones de este material son más ligeros y esponjosos.
Microfibra: tejido formado por pequeñas burbujas de aire que lo hacen muy ligero. Es muy transpirable y más aislante que otras fibras sintéticas.

Como ya hemos dicho, estos edredones son fácilmente lavables en casa. Algunos traen colores o patrones para usar directamente sin funda. Otros son blancos y conviene usarlos con funda, que será más fácil de lavar y cambiar cada poco tiempo.

Además, estos materiales son más baratos y accesibles para todos: otro punto a favor. Y el avance en la calidad de fabricación los hace casi imposibles de distinguir de los nórdicos de plumón. El material sintético cada vez es más perfecto y puedes encontrar edredones de este tipo para todos los gustos y necesidades.

El material de la funda interior:

Tanto si el relleno es natural como si es sintético, vendrá en una funda que no puede cambiarse. Estas suelen ser perforadas o cosidas en cuadrículas para mantener el relleno separado y evitar que se apelmace, pero sobre gustos no hay nada escrito y puedes encontrar muchos materiales diferentes en estos edredones. Algunos de los más comunes que podrás elegir son:

Algodón. El algodón es la fibra textil natural más utilizada en todo el mundo. De hecho, la industria del algodón forma casi la mitad del consumo mundial en fibras textiles. Y es que el algodón nos garantiza una serie de ventajas que otros materiales no nos pueden dar por un precio tan asequible: es aislante, transpirable, hipoalergénico, resistente al agua, cómodo y duradero. Además, se puede lavar a máquina con mucha facilidad y seguridad.
Satén. El satén es un tipo de algodón realmente, pero con un tratamiento diferente. Originado en la ciudad china de Tsia Toung, que aún posee una importante industria productiva de dicho material. Tiene un tacto ligero y brillante gracias a los hilvanes largos. Es mucho más suave que el algodón y agradable al tacto. Muy utilizado en lencería, batas y ropa de cama.
Seda. Es una fibra natural formada por proteínas producida por diferentes tipos de animales artrópodos. La seda posee una textura suave y lisa, no resbaladiza, a diferencia de otras fibras sintéticas. Se recupera muy bien de la humedad y tiene poca elasticidad.
Microfibra. La microfibra es un tipo de fibra sintética muy fina. Está compuesta mayoritariamente por poliéster. Tiene una alta capacidad de absorción, por lo que son materiales que se secan rápido, llegando a absorber hasta el doble de humedad que el algodón. Tiene un ciclo de vida largo y resiste altas temperaturas y muchos lavados. Además, estos tejidos no se deforman.

Tu comodidad es lo más importante

Una vez has leído esta comparativa de edredones nórdicos y conocido los 10 que te recomendamos, ¡ya estás listo para adquirir el que mejor va contigo!

Ya sabes qué cosas tener en cuenta: la temperatura de tu casa, el gramaje del edredón y el material, tanto del relleno como de la funda. Todo depende de tus gustos ahora.

Ten en cuenta que, para descansar de forma óptima, no solo hace falta un buen colchón o una almohada perfecta que se adapte a ti. La ropa de cama también es muy importante. Si pasas demasiado calor, o frío, no descansarás bien y no servirá de nada hacerlo sobre el colchón más caro o la mejor almohada cervical.

Así que lee bien esta comparativa de edredones nórdicos, y elige lo que mejor se adapte a ti, para dormir a gusto. ¡Preocúpate solo de descansar!