Está claro que un sueño reparador es vital para un mejor funcionamiento del cuerpo y la mente, por eso, para descansar mejor que nunca, hazlo en un colchón viscoelástico. Notarás los resultados muy pronto, porque una noche de descanso nos aporta beneficios más allá de lo visible. ¿Qué puedes conseguir mejorando tu descanso nocturno?

  • Una salud mejor. El sistema inmunitario necesita del tiempo del sueño para regenerarse. Un mal colchón puede hacernos despertar antes de tiempo o a mitad de la noche y empeorar este proceso. De esta forma, nuestro cuerpo no podrá luchar de forma efectiva contra las toxinas o los gérmenes que nos amenazan a diario.
  • Ayuda a perder peso. Dormir mal hace que nuestro cuerpo libere menor cantidad de leptina, que es la hormona supresora del apetito y que libere más grelina, que nos producirá hambre. Es decir, dormir poco nos hará comer más y engordar en exceso. En resumen, dormir ayudará a nuestro sistema a convertir de forma eficaz los alimentos en energía.
  • Aumenta la creatividad. Un cerebro descansado es sinónimo de creatividad. Mejora la memoria y la imaginación. De esta forma, descansado mejor, rendiremos mucho más a diario, ya sea en el trabajo o los estudios.
  • Protege el corazón. El insomnio aumenta en la sangre la hormona del estrés, lo que hace tres veces más probable sufrir una insuficiencia cardiaca o un aumento de la tensión arterial a la gente que no descansa bien. Ya sabes, dormir es sano para el corazón.
  • Reduce la depresión. Dormir correctamente hace que el cuerpo se relaje y ayuda a la producción de melanina y serotonina. Estas hormonas contrarrestan el efecto de las del estrés (adrenalina y cortisol). Así seremos más felices y fuertes emocionalmente. La falta de sueño provoca el efecto contrario, pudiendo influir en la tendencia a la depresión.

Estos son tan solo algunos de los beneficios de un buen descanso. Pero no debemos confundir dormir bien con hacerlo más horas. No servirá de nada pasar doce horas en la cama si nuestro colchón no favorece un sueño cómodo y confortable. Lo importante es tener una noche de sueño de calidad y, en ocasiones, es mejor dormir menos horas si lo hacemos mejor.

Si tu colchón no te garantiza todos estos beneficios, ha llegado la hora de buscar uno nuevo. ¿Y cómo puedo saber si un colchón es bueno para mí? En anteriores artículos te hemos hablado de cómo elegir un colchón o de colchones baratos pero de buena calidad. A continuación, te contamos algunas características para que distingas un buen colchón viscoelástico, por si prefieres decidirte por este material. Son buenos colchones para gente que se mueve mucho o que comparte cama, puedes encontrarlos de todas las firmezas para diferentes pesos y son muy adaptables a ti. Esto los convierte en óptimos para personas con problemas en los músculos o los huesos, ya que aliviará los puntos de presión.

¿Qué debe tener un buen colchón viscoelástico?

Como ya hemos dicho, descansar bien no es sinónimo de dormir muchas horas, por eso es importante tener un buen colchón. Y el mejor colchón tampoco tiene por qué ser el más caro o el de la marca más conocida. Para garantizar un buen descanso, un colchón viscoelástico debe cumplir cinco puntos fundamentales:

  • Compresión intermedia. El colchón no debe ser demasiado blando ni demasiado duro. De esta forma ni nos hundiremos en él ni sentiremos que dormimos sobre una tabla. Eso sí, una firmeza mayor puede ser óptima si el peso del durmiente es superior a los 90 kg.
  • Rapidez de recuperación. Debe absorber la presión y recuperar su forma en un par de segundos. Así se adaptará a nosotros, pero sin incómodas deformidades. Esto favorece a la gente que se mueve mucho que encuentre la postura óptima, ya que el colchón volverá a su lugar y no notarás la deformidad producida por la postura anterior.
  • Posición de lado, boca arriba y boca abajo. Cada uno dormimos en una posición, pero eso el colchón debe ser capaz de adaptarse a todas, sobre todo si somos, de nuevo, de los que nos movemos mucho por la noche.
  • Buena transpirabilidad. Además de que el sudor nocturno empeora el descanso, también favorece la aparición de bacterias, ácaros y gérmenes.
  • Temperatura homogénea. Del mismo modo, en invierno también tiene que favorecer una temperatura confortable. Ayudando a retener el calor, pero sin acumularlo en exceso.

Los 10 mejores colchones viscoelásticos para descansar toda la noche

Ahora que ya sabemos los motivos por los que necesitamos un buen colchón viscoelástico y cómo identificar sus cualidades más importantes, te hemos traído un top de 10 buenos colchones de este material, para que puedas elegir cuál se adapta mejor a ti. Porque cómo hemos dicho en otros artículos, es importante que tus elementos de descanso se adapten a ti, y no que tú te adaptes a ellos.

Imperial Deluxe

Un colchón viscoelástico a un precio inmejorable. Posee una firmeza alta y una altura de 28 cm. Está fabricado con un acolchado especial de viscografeno, un material usado para los colchones de alta gama, pero que Imperial Deluxe trae a un precio accesible para todos.

El carbono empleado en su fabricación lo dota de una gran conductividad térmica que libera la electricidad estática acumulada durante el día en nuestro cuerpo. Es decir, que pasarás la noche con mucho menos calor y mucho más confort. Además, este material es completamente antibacteriano.

Como complemento para convertir este colchón en una perfecta opción, es que lleva un tratamiento sanitized para evitar las alergias y es anatómico. Su núcleo está formado de células abiertas que permiten la transpirabilidad. 

Lo mejor de Imperial Deluxe

  • Alta gama a un precio accesible para todos.
  • Transpirabilidad muy alta. 
  • Antialérgico, antibacterias.

Lo peor de Imperial Deluxe

  • No tiene cara de verano e invierno.
  • Su firmeza puede resultar dura para personas delgadas.

Pese a que no posee una cara de invierno y otra de verano, con diferentes cualidades para cada estación, sí que puedes darle la vuelta para alargar su vida útil. Es muy transpirable, por lo que servirá para los días más calurosos, pero no perderemos calor en invierno.

Tiene un gran tratamiento de salubridad, antibacterias, antihongos, antiácaros, antialérgico, antiestático, anatómico y electrobiológico. 

Es muy firme, por lo que se recomienda para personas con un peso mayor o para compartir cama si cada uno de los durmientes tiene un peso muy diferente. Su gran independencia de lechos lo convierte en una opción perfecta para gente que se mueve mucho mientras duerme, de esta forma evitará molestias al compartir cama.

Marckonfort Supreme

Su firmeza es media y cuenta con una altura de 27 cm. Con doce medidas diferentes fabricadas en España, no tendrás problemas para que se adapte a tus necesidades y a tu habitación.

La capa superior está confeccionada con tejido strech acolchado de 20 mm, para un confort progresivo supersuave. El núcleo consta de una base de espuma y un recubrimiento de viscoelástica de 4 cm que provocan una increíble sensación de comodidad y alivia la presión. El sistema de acolchado con ergosoft 3D facilita la correcta aireación del núcleo.

Además, posee una banda lateral, con tela strech y tecnología Air-Fresh para facilitar el alivio del calor. Un colchón perfecto si quieres que prime la correcta ventilación, un tacto agradable y suave y un tratamiento que evita malos olores y la proliferación de ácaros, bacterias y hongos.

Lo mejor de Marckonfort Supreme

  • Una estructura perfecta para descansar mejor que nunca.
  • Muchos tamaños y medidas.
  • Certificados que garantizan su calidad.
  • Tejidos supreme, confortables y suaves.
  • Tratamiento sanitized para que huela siempre a nuevo y evite la proliferación de seres indeseados.

Lo peor de Marckonfort Supreme

  • Carece de cara de invierno y de verano.

Pese a que no tiene diferentes caras para las estaciones, no debes preocuparte, porque tiene una gran ventilación. La mejor forma de alargar la vida útil de estos colchones es cambiar los lados de pie-cabeza cada seis meses. Así evitaremos las deformidades por dormir siempre de la misma manera.

Pikolin Troya

Lo mejor de las marcas conocidos con un gran renombre detrás es que es fácil acertar. Pikolin Troya es un colchón de firmeza media, con 26 cm de altura. Un modelo de alta gama que cuenta con una triple capa de viscocarbono, y de viscoelástica. Por lo que sus múltiples beneficios no dejarán indiferentes a nadie: adaptabilidad, efecto memoria y progresividad, además del efecto relajante y de descanso que otorga el carbono.

Un colchón altamente ventilado, que no desprende ni frío ni calor, ya que es atérmico. El tejido strech con el que está confeccionado es altamente transpirable y consigue un tacto sedoso y agradable.

Su núcleo es confortcel, material celular unido a las espumas viscoelásticas. Lo que consigue que aparte de ser muy cómodo, sea muy saludable. Pikolin posee una barrera patentada antiácaros, antibacterias y antihongos.

Una compra segura que no decepcionará a nadie.

Lo mejor de Pikolin Troya

  • Una buena marca con garantía de calidad.
  • Independencia de lechos total.
  • Transpirabilidad alta para todas las temperaturas.
  • Barrera higiénica total patentada por Pikolin.

Lo peor de Pikolin Troya

  • Su precio es superior a otros colchones de la lista, ya que sus materiales son de primera y la garantía de la marca también suma.
  • No tiene cara de verano e invierno.

Pese a su precio elevado, Pikolin nos ofrece un gran descuento y contamos con la posibilidad de pagar a plazos. En ocasiones, merece la pena pagar un poco más por una garantía de calidad. Sobre todo, cuando existen problemas de espalda o de salud que requieren atenciones especiales.

Dormideo Elixir

Un colchón sencillo, con una firmeza media y una altura de 24 cm. Pese a que no tiene acabados de lujo, es un buen colchón que cumple las expectativas y cubre las necesidades más que de sobra.

Tiene cara de verano, con tejido de gel 3D para soportar las noches más cálidas, y cara de invierno, con 3 cm de viscosoft y tejido TNT, para conservar el calor sin darnos sensación de agobio. Como ya hemos visto anteriormente, girar el colchón según la estación nos ayudará a alargar su vida útil.

El núcleo de eliocel de poro abierto garantiza una perfecta transpiración sea la estación que sea. Porque nada es más molesto que el calor acumulado generando esa sensación de humedad nocturna. Además, evita la proliferación de ácaros, cosa que refuerza su tratamiento antibacterias.

Tiene una alta independencia de lechos, lo que significa que, aunque ambos lados son igualmente mullidos y suaves, no habrá molestia entre personas que compartan la cama.

Todo eso lo convierte en una buena opción a un precio más que accesible para todos. Porque la comodidad no está reñida con un precio más que competitivo.

Lo mejor de Dormideo Elixir

  • Dos caras, preparadas para diferentes estaciones. Perfecto para alargar la vida útil del colchón.
  • Independencia de lechos para poder compartir cama aunque uno de los durmientes se mueva mucho.
  • Un precio más que aceptable.

Lo peor de Dormideo Elixir

  • Acabados básicos, sin el lujo de otros colchones de marcas más conocidas.

Como punto extra de este colchón es que puede adaptarse a cualquier superficie. Lo pongas sobre canapé, somier o base tapizada no perderá su firmeza y la agradable sensación de estar dormido sobre una nube.

Imperial Confort Oslo

Si lo que buscas es un colchón viscoelástico con una firmeza alta sin perder en ergonomía esta es la mejor opción. Puedes elegir su altura de 21 cm o 24 cm. Es un buen colchón para gente con un peso elevado por su firmeza alta. Sin embargo, si tu peso es bajo, quizá resulte duro.

Su núcleo está formado por espuma de alta densidad Sensopur HR. Ambas caras están compuestas por fibra acolchada de tejido TST, además de Air-Fresh strech con aloe vera. De esta forma, ambas capas sirven para todas las estaciones y podrás voltearlo cada tres meses para mejorar su vida útil. Es muy resistente contra las deformaciones, por lo que te durará muchos años.

Su capa de aloe vera favorece la ventilación y la transpiración y cuidará tu piel mientras duermes. Una opción perfecta para personas con alergias, ya que es hipoalergénico.

Lo puedes encontrar en dos alturas, de 21 o 24 cm. En ambos colchones su ergonomía es alta y respeta la postura del cuerpo en todo momento, para aliviar problemas de espalda y ayudar a un descanso reparador.

Lo mejor de Imperial Confort Oslo

  • Dos caras que podrás girar cada tres o seis meses.
  • Dos alturas a elegir: 21 cm o 24 cm.
  • Ergonómico.
  • Hipoalergénico y con un tratamiento en aloe vera para respetar tu piel.
  • Muy duradero.

Lo peor de Imperial Confort Oslo

  • Para personas con peso bajo puede ser muy duro.
  • No tiene una gran independencia de lechos. Si uno de los durmientes se mueve en exceso, puede ser una mala opción.

Como punto extra, también puedes encontrar una versión del colchón con 29 cm de grosor y una firmeza aún mayor. Además, su sistema de higienización lo dota de protección contra manchas difíciles y es de secado rápido, por si tienes que limpiarlo.

Su gran transpiración genera un continuo paso de aire imperceptible, pero que mantendrá nuestro colchón siempre bien aireado y libre de humedades y malos olores. Esto es importante ya que un exceso de humedad en el colchón puede generar la aparición de hongos que, en caso de no ser detectados a tiempo, podrán estropear el colchón para siempre.

Todas las garantías de limpieza y durabilidad que nos ofrece Imperial Confort Oslo son garantía de un colchón que nos durará muchos años, a un precio más que asequible.

Simpur relax

Este colchón viscoelástico está ligeramente por encima del precio del top, aunque no demasiado y, sin duda, lo vale. Ha sido fabricado con materiales de primera calidad y sus acabados son de lujo. Con una firmeza media-alta y una altura de 30 cm, aprovecharás bien las noches para descansar.

Consta de once zonas de descanso que alivian los diferentes puntos de presión, porque no es igual la fuerza que ejercemos con los hombros que con las piernas, por ejemplo. Simpur Relax ha tenido en cuenta estos detalles para traernos un colchón que se centra en la necesidad de cada zona, creando un colchón ergonómico y anatómico. Además, este sistema garantiza una perfecta y total independencia de lechos, lo que lo hace perfecto para compartir cama, especialmente si los durmientes se mueven mucho. ¡Ni notaréis que lo está haciendo!

Simpur Relax posee una capa doble superior de viscofloating, para crear la sensación progresiva de confort y una capa de rest foam con micropartículas de carbono activo antisudoración y antiestática. En total, 4 cm de capas para una comodidad total.

Su núcleo está compuesto de bio sense HR resilence foam, una estructura microcelular de poro abierto que permite la libre circulación del aire. De esta forma se reduce el calor hasta un 40% más que en colchones de la misma gama. 

Su sistema sanitized antihongos, antiácaros y antibacterias nos garantizan un descanso higiénico transpirable con una capa 3D antihumedad en la parte interior. 

En definitiva, su precio es un poco superior a la media, pero lo compensa con creces con su alta calidad. Es una muy buena opción si queremos un colchón ergonómico, con gran independencia de lechos y con la garantía de que será duradero y confortable.

Lo mejor de Simpur relax

  • Ergonómico y anatómico.
  • Gran independencia de lechos.
  • Un tratamiento sanitario muy completo. Añadido, además, a sus filtros antihumedad para aumentar su higiene.
  • Acabados de calidad.

Lo peor de Simpur relax

  • Precio superior a la media.
  • No tiene cara de invierno y verano.

Colchón viscoelástico Emma

Con 25 cm de altura y una firmeza media alta, este colchón premiado por la OCU durante tres años seguidos es una gran opción para cualquier hogar. Destaca por la calidad de sus materiales. Sin ser de gama alta, consta de unas características enormemente prácticas, consiguiendo así una gran relación calidad-precio. 

Cuenta con múltiples premios en su haber y la valoración positiva de los usuarios, y no es para menos. Su núcleo de espuma HR es ideal tanto para niños como para adultos y ancianos. Además, posee una gran adaptabilidad gracias a su capa viscoelástica, lo que lo hace perfecto para personas con problemas musculares, en la columna e incluso para deportistas.

Tiene una gran independencia de lechos, así que no habrá problema si uno de los durmientes se mueve mucho y al colocarlo sobre una base tapizada aumentará muchísimo su estabilidad, aunque se puede usar en cualquier tipo de superficie. Incluso es óptimo para camas reclinables hasta 45º. 

Para facilitar su correcta higiene tiene una cubierta extraíble y lavable. Así podremos mantenerlo limpio y libre de ácaros. Carece de cara de invierno y verano, eso sí, pero no lo notarás porque su espuma airgocel consta de poros altamente transpirables. 

El colchón viscoelástico Emma, te ofrece cien noches para probarlo sin compromiso y, si no te convence, puedes devolverlo sin coste alguno. Y si te lo quedas tendrás diez años de garantía.

Lo mejor de colchón viscoelástico Emma

  • Cien noches de prueba.
  • Diez años de garantía.
  • Cubierta lavable para una perfecta higiene.
  • Buena adaptabilidad e independencia de lechos.

Lo peor de colchón viscoelástico Emma

  • Precio ligeramente elevado comparado con otros colchones de la lista.
  • Carece de cara de invierno y verano.

Dormio Zafiro

Una gran calidad a un precio muy competitivo es lo que nos ofrece Dormio Zafiro en este colchón viscoelástico de firmeza alta y altura variable entre 21 cm o 24 cm. Además, su capa de visco de 2 cm promete una alta adaptabilidad gracias a sus propiedades termosensibles. Perfecto para aliviar la tensión muscular y favorecer una relajación reparadora, para rendir en el día a día con una sonrisa.

Tres capas de acolchado, junto con un núcleo eliocel de gran resistencia lo convierten en un colchón de firmeza alta. Como hemos dicho ya, este tipo de colchones pueden resultar duros para personas con un peso inferior o para niños. Es apropiado para compartir cama y para durmientes con un peso más elevado o que duermen boca arriba.

Su tecnología de poros abiertos, junto con el tejido lateral 3D y el tejido exterior strech lo dotan de altas cualidades transpirables, para evitar el calor todo el año. Es importante que nuestro colchón ventile bien, porque el exceso de sofoco nocturno se traducirá en descansar peor y despertarte más cansado. La humedad provocada por el sudor puede generar la proliferación de ácaros, bacterias e incluso hongos que pueden estropear nuestro colchón para siempre. Un colchón que ventile bien se traduce en un colchón con una larga vida útil.

 

Pese a su precio, inferior a la media de colchones de la misma gama, no descuida en higiene. Dormio Zafiro consta de un tratamiento antiácaros, antibacterias, antimoho, antiestático y antialérgico. De hecho, cuenta con el certificado de garantía Oeko Tex y Aitex en todos sus materiales.

Lo mejor de Dormio Zafiro

  • Un gran precio sin descuidar calidad.
  • Posibilidad de elegir la altura: 21 cm o 24 cm.
  • Certificados de calidad.
  • Todos los tratamientos higiénicos pese a su precio reducido.
  • Gran ventilación.

Lo peor de Dormio Zafiro

  • La firmeza alta puede resultar dura para algunas personas delgadas.
  • Solo tiene visco por una cara, por lo que no podremos darle la vuelta.

Memory Fresh

Un colchón viscoelástico para todo el año. Con dos caras, una de verano y otra de invierno, podrás soportar todas las temperaturas, independientemente de lo extremas que sean en el lugar dónde vives. Cuenta con una firmeza media-alta y una altura de 22 cm con un alto nivel de adaptabilidad, pero eso no es todo. 

Su cara de invierno es de 2 cm de viscoelástica, con tejido strech de alta calidad y tacto suave. Conservará el calor sin hacerte sudar, pero sin pérdida energética. Su cara de verano posee una capa de viscosoft de 2 cm con tejido 3D altamente transpirable. Además, ambas caras son de diferentes colores para que no las confundas: blanca en invierno, negra en verano. Ambas capas son acolchadas y mullidas, para dormir como en una nube, sin perder comodidad sea la estación que sea.

El núcleo está formado por espuma de alta densidad HR y es transpirable, además de termorregulable para eliminar el exceso de calor todo el año, porque no es bueno sudar mientras dormimos. Si la sensación entre las sábanas es húmeda, descansaremos mucho peor que con una temperatura seca y agradable.

Lo mejor de Memory Fresh

  • Reversible entre dos caras pensadas para dos estaciones independientemente de lo extremas que sean: verano e invierno.
  • Buena independencia de lechos.
  • Precio muy competitivo.

Lo peor de Memory Fresh

  • El fabricante nos dice que la altura de 22 cm puede variar hasta por 2 cm.

Dreaming Kamahaus colchón viscoelástico

Un colchón altamente adaptable con una altura de 20 cm y dos caras: invierno y verano. La diferencia con el colchón anterior del top son los materiales con los que estas dos caras están fabricadas, ya que este tiene materiales de mucha más calidad y gramaje, para convertirlo en un colchón de una gama superior a un precio no mucho más elevado. Conseguirás una termorregulación perfecta todo el año, lo que mejorará la calidad de tu sueño.

Su núcleo está compuesto por ergo foam, haciéndolo muy flexible. El material oft foam y la viscoelástica que lo forman son de alta calidad. Todos estos materiales poseen una célula abierta para facilitar la circulación de aire y convertirlo en una opción muy adaptable.

Dreaming Kamahaus colchón viscoelástico posee una acogida excelente para dormir con el máximo confort todo el año. Además, los colchones que poseen dos caras tienen una vida útil más larga, porque evita que se deformen. El fabricante nacional también nos ofrece dos años de garantía. 

Lo mejor de Dreaming Kamahaus colchón viscoelástico

  • Reversible entre sus dos caras, una de verano más fresca, otra de invierno más cálida.
  • Muy adaptable.
  • Dos años de garantía.
  • Materiales de alta gama.
  • Certificados de calidad.

Lo peor de Dreaming Kamahaus colchón viscoelástico

  • No tiene tratamientos específicos de sanitized.

La falta de un tratamiento sanitized no significa que vayan a proliferar ácaros y otros seres indeseados, pero tendremos que tener una limpieza especial, como te contamos en este otro artículo sobre cómo limpiar nuestro colchón.

Comparativa de las mejores características

Ya conoces los diferentes colchones que te recomendamos en nuestro top, ahora veamos rápidamente una tabla con las diferencias más importantes para que puedas decidir con más rapidez qué es lo que necesitas. Porque a veces es más aclarativo ver toda la información junta que leer de cada uno individualmente:

Modelo Núcleo Altura Firmeza
Imperial Deluxe Super nature 28 cm Alta
Marckonfort Supreme Ergo-form espuma 27 cm Media
Pikolin Troya Confortcel 26 cm Media
Dormideo Elixir Eliocel 24 cm Media
Imperial Confort Oslo Sensopur HR 21 cm o 24 cm Alta
Simpur relax Bio sense HR 30 cm Media-alta
Emma Espuma HR 25 cm Media-alta
Dormio Zafiro Eliocel 21 cm o 24 cm Alta
Memory Fresh Sensopur HR 22 cm Media-alta
Dreaming Kamahaus Eliocel 20 cm Media-alta

¿Cómo elegir el mejor colchón?

Como ya hemos dicho muchas veces, lo vital a la hora de elegir un colchón, y cualquier otro elemento de descanso, es que este se adapte a ti y tus necesidades. De nada sirve tener el colchón más caro del mercado o la marca de más renombre si no sirve para cubrir lo que tú necesitas.

Y son muchas cosas las que debes tener en cuenta y de las que ya te hemos hablado, así que ahora vamos a centrarnos en los materiales en los que están fabricado los colchones. Si ha llegado el momento de cambiar tus elementos de descanso, sigue leyendo esta guía. 

¿Qué material debo elegir para mi colchón?

No existe un material mejor y otro peor. Dependerá de la calidad del material empleado y de las necesidades a cubrir. Hoy en día existen muchísimos materiales y combinaciones de estos, pero ¿los conoces?

Lo principal para elegir nuestro material es saber el tipo de firmeza que queremos, la adaptabilidad, si compartiremos cama, nuestro peso (y el de nuestra pareja en caso de compartir), los tratamientos higiénicos que necesitemos e, incluso, si tenemos alergias. 

¿Qué materiales puedes elegir? A continuación, te explicamos un poco de los más usados:

Colchones de látex

El látex puede ser natural, sintético o mezcla. Ten en cuenta que si tienes alergia al látex natural este colchón no es para ti. Eso sí, el sintético no debería darte ningún problema.

El colchón de látex es más pesado que el resto y cuanto más natural sea el usado, más rápido se degradará y más humedad acumulará. Por eso es importante ventilarlos a menudo, aunque suelen traer perforaciones para ayudar a esto. Eso sí, la ventaja principal del látex es que los ácaros no pueden anidar en él.

El látex sintético también es más barato que el natural, y proviene del petróleo (el natural proviene del árbol del caucho). El sintético es más caluroso y transpira peor. Además, no es tan ergonómico y adaptable como el natural, y estas son sus principales ventajas.

Colchones de muelles

Cuando hablamos de muelles lo primero que se nos viene a la cabeza es esas camas antiguas que chirriaban, crujían y se nos clavaban por todas partes. Si no lo recuerdas así, quizá seas demasiado joven o nunca has tenido que dormir en una vieja casa de pueblo. Ahora bien, olvídate de esto. La tecnología avanza imparable y los muelles ahora son una gran opción para el descanso.

Puedes encontrarlos de varios tipos: biónicos, cilíndricos o ensacados y de carcasa compacta. La firmeza del colchón depende del número de muelles y la densidad de las capas que lo amortiguan, aunque la altura no juega un papel importante en ello.

El sistema de muelles ensacados, el más común, aísla cada muelle en bolsitas, generalmente de viscoelástica, para evitar que rocen entre sí (de esta forma no chirriarán ni se clavarán en el durmiente) y para hacerlo más cómodo.

Los muelles se desgastan más rápido que otros materiales, eso sí. Los colchones de estos materiales tienden a ser menos duraderos que los que poseen núcleos de otros materiales. Además, el movimiento en la cama es más notorio cuando dos personas la comparten, ya que carecen de independencia de lechos.

Como punto muy positivo de los muelles es que permiten una gran circulación de aire, por lo que para personas muy calurosas son muy buenos. Evitan el calor nocturno y el exceso de sudoración.

Colchones viscoelásticos

Lo mejor del material viscoelástico es su adaptabilidad. Los puntos de presión nocturnos dependen de la posición en la que durmamos. Son aquellos en los que el cuerpo apoya su peso contra el colchón. La viscoelástica es capaz de adaptarse a nuestras posiciones, independientemente de las que sean, para darnos un descanso óptimo y agradable, aliviando los dolores producidos por el empuje y la comprensión.

El colchón viscoelástico también garantiza una gran independencia de lechos, dependiendo del modelo puede ser menor o mayor, pero por lo general, podrás pasar la noche entera sin enterarte de lo que hace tu pareja.

Además, el material viscoelástico es termosensible y atérmico. Esto significa que no produce calor ni frío, ni los retiene, sino que lo aprovecha para moldearse y adaptarse a ti. Estas cualidades lo hacen perfecto para colocarlos en cualquier superficie, incluso en canapés o bases tapizadas, a diferencia del látex que necesita estar sobre láminas para facilitar su ventilación. Con un colchón viscoelástico no necesitarás airearlo, porque su ventilación integrada lo hará solo.

Así que si lo que buscas es un colchón adaptable, sano (que no acumule calor evita que proliferen ácaros, bacterias y hongos) y saludable para tu cuerpo, con el que descansar y recargar las pilas, un colchón viscoelástico es una gran opción.

Otros tipos de colchones

En la cultura occidental no suelen usarse colchones de materiales orgánicos, pero sí en países orientales. Estos colchones pueden estar rellenos de plumas y de compuestos vegetales: tatami, enea, arroz… Su principal inconveniente es la falta de higiene. Además, carecen de flexibilidad y adaptabilidad.

También podemos encontrar colchones de aire o agua. Pese a lo excéntrico que pueda parecer dormir en uno de estos colchones, su baja adaptabilidad y durabilidad los hacen poco aptos para a diario. No son recomendables ni para dormir una sola noche, aunque a veces no nos quede más remedio, mejor no alargarlo más de lo necesario, o acabaremos con problemas graves de espalda.

¿Qué tener en cuenta al elegir un colchón viscoelástico?

Si ya te has decidido por un colchón viscoelástico déjanos contarte algunas claves para elegir el mejor. A veces hay que optar por cosas sencillas, así que con solo cuatro puntos podrás diferenciar si el colchón que te gusta es bueno para ti o no.

La transpirabilidad

Ya hemos dicho que el viscoelástico es atérmico y termosensible, pero si nuestro cuerpo libera demasiado calor puede acumularse bajo las mantas. ¿Qué pasa si sudamos en exceso durante la noche? Un colchón húmedo puede traer ácaros, bacterias y hongos, que estropearán, puede que incluso irremediablemente, nuestra cama. Por eso, si sudas mucho durante la noche, es importante buscar un colchón con una transpiración muy alta.

Los fabricantes incluyen todo tipo de sistemas, pero el más habitual es el de célula abierta que disminuye ligeramente la firmeza, pero permite una correcta circulación de aire y ayuda a que el calor se evapore.

Otro sistema muy común es el de tejidos transpirables como el 3D de estructura entrelazada o el tejido strech. Estos sistemas son elásticos y cómodos, sin perder firmeza, y las fibras naturales eliminan la humedad. Además, suelen contar con canales de aireación en los laterales o micropartículas de carbono para mejorar la conductividad térmica.

La altura

La anchura y longitud del colchón a veces va dictado por el espacio que tenemos, aunque ten en cuenta que de largo debe ser al menos 15 cm más que la persona más alta que va a dormir en el colchón. Ahora bien, cuando ya sepamos las medidas, ¿qué pasa con la altura del colchón?

La altura del colchón depende de su núcleo, la densidad de este y las espumas que forman las capas interiores. Esto no tiene que ver con la firmeza, cuidado. Un colchón puede tener veinte centímetros y ser blando o duro.

Ten en cuenta que tu colchón debe tener mínimo 17 cm de altura y esto puede resultar demasiado fino para muchos. Nosotros no recomendamos nada por debajo de 20 cm y lo ideal sería entre 21 cm y 27 cm.

Otra cosa que debemos mirar, es la base que tenemos para el colchón, si este mide menos de 25 cm lo ideal es una base firme, porque la notaremos más. Por encima de esta medida no importa tanto. Y si lo necesitas para una cama articulada, busca uno más fino porque se plegará mejor (aunque en este caso lo recomendamos de látex, ya que son más flexibles).

La adaptabilidad

Ya lo hemos dicho: el colchón debe adaptarse a tu cuerpo y no al revés. Y eso la viscoelástica lo cumple muy bien.

Ten en cuenta que los colchones con alta firmeza son mejores para personas con un peso mayor, porque su nivel de adaptabilidad es más limitado y no se hundirá tanto, gracias a su densidad.

Los de firmeza baja pueden generar una sensación de hundimiento incluso en personas delgadas o niños. Por eso es mejor optar por un punto medio, que siempre será lo mejor para la postura corporal, consiguiendo una correcta alineación de la columna vertebral y aliviando todos los puntos de presión, sin sentirte atrapado.

Si lo que te preocupa es que el colchón pueda deformarse por ser un poco menos firme, no te preocupes, la viscoelástica tiene una alta capacidad de resiliencia. Esto garantiza que volverá a su posición original cuando te levantes de la cama. Algunos tardar un poco más en recobrar su forma, pero esto no es negativo, lo hace más cómodo para dormir.

Los materiales

Generalmente un buen núcleo y unas capas con buenos materiales van complementados por unos buenos acabados exteriores. Presta atención a las costuras, remates y ribetes para saber si el colchón es bueno. Esto no es una ley, pero verás que se cumple muy a menudo. En colchones de peor calidad en ocasiones podremos encontrar hebras o bordes descosidos. Toca el colchón sin miedo para notar la calidad de sus textiles externos.

Una buena funda es vital para garantizar la limpieza y la transpirabilidad del colchón. Esta debe ser suave y los patrones y relieves deben guardar un orden claro y homogéneo.

¡Ten en cuenta que la sábana bajera nunca debe ir directamente sobre el colchón! Para evitar que ácaros, bacterias y otros pequeños indeseados aniden en nuestro colchón, ya que atravesarán la sábana sin problema y se alimentarán del calor, la humedad y la piel muerta para sobrevivir.

Lo mejor es que uses una funda extraíble y lavable que puedas quitar y poner, con un tratamiento bactericida. Lávala al menos una vez al mes con agua caliente y jabón desinfectante. De esta forma tu colchón viscoelástico gozará de una limpieza e higiene total.

Así alargaremos la vida útil de nuestro colchón y lo mantendremos protegido de elementos nocivos para nuestra salud.

Otras cosas a tener en cuenta al elegir un colchón viscoelástico

  • Los colchones comprados por internet (y muchas veces los de tienda física también) suelen venir enrollados al vacío. Así conservan sus propiedades y se transportan con más facilidad. Sácalos del embalaje y déjalos reposar entre 12 y 24 horas según diga el fabricante. Algunos hay que dejarlos de pie y otros tumbados, pero esto lo indicarán también.
  • Debido al material y el acolchado, los colchones viscoelásticos a veces pueden sufrir pequeñas variaciones en la altura, pero no pasa nada. Esto no afectará a su desempeño en absoluto.
  • Algunos colchones no cuentan con cara de verano e invierno. Si vives en un lugar con grandes variaciones térmicas entre estaciones de conviene escoger uno que las tenga. Además, poder voltear el colchón suele alargar su vida útil. En caso de tener solo una cara también puedes alternar el lado cabeza-pies para alargar su vida útil.
  • Ten en cuenta que debes deshacerte de tu viejo colchón. Algunos fabricantes retiran los usados para donarlos. Si no es así, consulta el día y la hora de recogida de este tipo de artículos de tu ciudad.
  • Algunos fabricantes ofrecen probarlo en casa un número de noches suficiente para saber si está hecho para ti o no.

Un descanso que notarás

Elegir un colchón es una decisión muy importante. Un buen colchón puede llegar a durarnos 10 años o incluso más, así que no podemos tomarlo a la ligera. Es un elemento vital, porque además pasamos mucho tiempo a diario en la cama y debemos poder descansar apropiadamente. Una mala decisión, o una tomada rápidamente puede acarrearnos problemas y la arrastraremos mucho tiempo. El colchón más caro no tiene por qué ser el mejor, tenlo en cuenta y sigue nuestros consejos para escoger un colchón perfecto para ti.

Por un motivo u otro todos hemos tenido que pasar una mala noche en un colchón incómodo, pero ¿alguna vez has dormido en un colchón que se adapte a tus necesidades? No solo mejorará tu descanso, también tu vida día a día. Dormir mejor se traduce en estar más activo durante el día e, incluso, más feliz.

Por no hablar de la de problemas y dolores que soportamos por tener un mal colchón y de los que apenas nos percatamos hasta que no cambiamos a uno mejor. Lesiones que de no tratar pueden irse transformando en más graves. Así que no lo pienses más. 

¡Cambia a un colchón viscoelástico y notarás un descanso superior!