Si no descansas bien o tienes problemas de espalda ha llegado el momento de cambiar tus elementos de descanso, así que elige bien qué colchón comprar para recuperar tu salud y volver a dormir bien.

Como hemos dicho varias veces, lo importante es que el colchón se adapte a ti y no al revés. Ningún elemento de descanso sirve para todo el mundo igual, así que no te dejes guiar por esos anuncios que nos garantizan que es la mejor opción de descanso para todos, ni nada parecido.

Y ¿qué debes tener en cuenta a la hora de elegir qué colchón comprar? A continuación, te daremos unas claves para elegir el mejor colchón para ti, teniendo en cuenta tres puntos principalmente: el material, el tamaño y la firmeza.

¿Cuál es el material que debo elegir para mi colchón?

Lo primero es saber que ningún material es mejor para otro. Se usan muchas cosas para fabricar colchones, los más comunes son la viscoelástica, los muelles ensacados y el látex; incluso podemos encontrar múltiples combinaciones de materiales. Cada uno puede ser mejor y peor en ciertas condiciones y, por supuesto, lo que funciona para unas personas puede ser malo para ti. Cada uno tenemos diferentes necesidades o gustos, así que tendremos que elegir en función a esto.

Para saber qué colchón comprar, veamos cuáles son las características de cada material y cómo encajan contigo:

Colchón de Viscoelástica

Lo bueno de este material es que es perfectamente adaptable a ti, y muy mullido. Podemos encontrar diferentes durezas, así que servirá tanto si te gusta dormir de lado como boca arriba y es muy bueno para acabar con los dolores de espalda.

Además, la viscoelástica o memory foam, es capaz de amoldarse a ti para reducir la presión y el calor corporal, para producir así una increíble sensación de acogida.

Como punto positivo es que son perfectos para gente que sufre dolores musculares u óseos, para personas que comparten cama y para los que se mueven mucho.

Aunque como contrapunto veremos que tienden a acumular calor porque el material no lo libera muy bien (a diferencia de otros que veremos a continuación), así que si eres muy caluroso opta por otro material o elige un colchón con poros o viscoelástica microperforada. Este sistema con agujeros puede mejorar la ventilación, pero, aun así, si sudas mucho mientras duermes, puede que no sea el mejor material para ti.

También podrás encontrar la viscoelástica en combinación con un gel termorregulador que lo hará más fresco. Como opción también puedes escoger un colchón de muelles con una capa de viscoelástica, ya que liberan mucho mejor el calor, gracias a una circulación de aire mayor. En definitiva, hay muchas opciones para elegir qué colchón comprar.

El colchón viscoelástico más barato

Con ambas caras de viscoelástica cubiertas con tejido TNT transpirable para favorecer la ventilación. Con Dormideo Thunder podrás elegir no solo el largo y ancho de la cama, también la altura del colchón.

Está pensado para ser un colchón duradero de uso diario (aunque para ello mejor elegir la altura mayor). Es ideal para cualquier tipo de superficie: somier, canapé o base tapizada. No se hundirá ni estropeará sobre ninguna de estas bases y, como no pesa demasiado, podrás levantar el canapé sin problema de usarlo en combinación con uno.

El colchón viscoelástico con mejor calidad-precio

Perfecto para gente muy calurosa, porque posee la viscoelástica inyectada con gel termorregulador de la que hablábamos anteriormente. Su firmeza es media y destaca por su confort y adaptabilidad. Cuenta con una cara de invierno más caliente, además de la de verano con este gel para evitar el exceso de calor y sudoración nocturna.

Su tejido está dotado de un tratamiento sanitized, lo que significa que es antialérgico, antiácaros y antibacterias, consiguiendo de esta forma un descanso higiénico y limpio.

Colchón de Muelles

Los colchones de muelles ya no tienen nada que ver con esos que todos recordamos de la casa de la abuela, donde podías incluso contar los hierros que sobresalían del colchón durante la noche y se clavaban en tu espalda. Hoy en día, el sistema está mucho mejor diseñado para evitar estas incómodas sensaciones. Cada muelle está recubierto de varias capas de tejido que aíslan y aportan confort y diferentes grados de firmeza.

Los muelles pueden estar recubiertos de látex, algodón o incluso viscoelástica, creando una gran sensación de acogida y comodidad, sin renunciar a la alta ventilación que ofrece este tipo de colchón. Pasarás una noche fresca y agradable, es una gran opción si no sabes qué colchón comprar.

Además, este sistema posee gran independencia de lechos, para no notar si tu pareja se mueve mucho, o para no perder comodidad si eres tú el que no deja de dar vueltas en toda la noche. Olvídate de camas inestables o de muelles clavados en los lugares más incómodos. Descansarás toda la noche del tirón.

Los muelles más utilizados actualmente son los ensacados. Estos van protegidos cada uno independientemente dentro de una funda individual. El sistema de muelles ensacados hace que se adapte muy bien a tu cuerpo, cuide tu espalda y evite esos chirridos al moverte que acompañaban al viejo sistema de muelles.

Los colchones de muelles, como plus, suelen tener una vida útil más larga que otros materiales, y su alto grado de firmeza los hace apropiados para todas las posturas y para personas con peso más elevado.

Lo negativo puede ser que se amolde menos al cuerpo que otro tipo de colchones, lo mejor para esto es elegir uno con una capa superior de viscoelástica. De esta forma no renunciaremos a la ventilación y firmeza de los muelles ni a la sensación de acogida del visco.

El colchón de muelles más barato

Si tienes un presupuesto ajustado o lo quieres para una cama de uso esporádico (una segunda vivienda o una habitación de invitados) este es el colchón perfecto. Está fabricado con espuma HR y muelles ensacados. Su firmeza es media y cada cara tiene un diferente grado de firmeza, para que puedas escoger la más cómoda.

Tiene siete zonas de diferentes durezas, para adaptar individualmente cada parte del cuerpo, porque la espalda y la cabeza no necesitan las mismas condiciones para un descanso óptimo. Uno de sus lados está fabricado con espuma altamente resistente y el otro con espuma de poliuretano.

En su lateral posee una franja lateral para mejorar la ventilación interior del colchón y su funda cuenta con un tratamiento antiácaros y antibacterias.

El colchón de muelles con mejor calidad-precio

Este colchón es perfecto para matrimonios que tienen pesos muy distintos, pues no generará sensación de hundimiento en ninguno de los casos, ni movimiento excesivo que pueda molestar a uno. Destaca su alta ergonomía y acogida, gracias a su innovador y exclusivo sistema que ofrece una sensación mullida muy agradable efecto nube.

Posee un tratamiento hipoalergénico, antibacterias y antiácaros y un extra de esterilización 24 OZONE para eliminar virus y bacterias. Gracias a sus propiedades higroscópicas absorbe la humedad y mantiene una temperatura agradable y constante durante toda la noche.

Perfecto para dormir en cualquier postura y acompañado por quien quieras, independientemente de su peso y movimiento nocturno. Una opción ideal. Si quieres saber qué colchón comprar para compartir con tu pareja, ten muy en cuenta a Cecotec viscoelástico con muelles ensacados y su tratamiento de gel.

Colchón de Látex

El látex es un material natural, extraído del árbol del caucho, que también podemos encontrar de forma sintética. El precio y la calidad puede depender según el origen del caucho.

Este material posee una gran flexibilidad y capacidad de recuperación, lo que lo convierte en una buena opción para personas que se mueven mucho durante la noche y para camas articuladas. Y si tienes problemas de asma o alergias también es una gran opción, ya que los ácaros no pueden anidar en él. Eso sí, ¡cuidado si tienes alergia al látex! Además, la funda del colchón debe ser lavada para evitar problemas, pues los ácaros podrán anidar en ella, aunque no lo hagan en el colchón.

La pega de los colchones fabricados de este material es que suelen ser pesados y es difícil moverlos o girarlos. Además, tienden a acumular el calor, al igual que sucede con la viscoelástica. Por eso, suele ser mejor idea usar combinaciones de muelles y látex. Eso sí, asegúrate en este caso de que al menos tenga 4 cm de látex para disfrutar de sus beneficios.

Son colchones que recuperan rápido su estado original, por lo que son apropiados para matrimonios o personas que se mueven mucho durante la noche. También se adaptan muy bien a la forma del cuerpo, creando una sensación mullida y distribuyendo la presión para evitar dolores y lesiones.

El colchón de látex más barato

Si tienes un presupuesto ajustado, pero quieres disfrutar de las ventajas del látex, este es tu colchón. Es sintético, de dureza media/baja y fabricado con buenos materiales y una garantía de 10 años.

La funda exterior está fabricada 100% en algodón para facilitar su lavado, además su elasticidad la hará muy cómoda. Y está tejido con un tratamiento con iones de plata, efectivo contra más de 650 tipos de bacterias de forma permanente. Además, tiene un sistema de protección contra el mal olor y los ácaros.

Este colchón tiene siete zonas para un mayor confort y un bloque alveolado de 18 cm de alta densidad. De esta forma favorecerá a la ergonomía para una perfecta adaptación al cuerpo y para que la columna vertebral mantenga una correcta alineación. Es ideal para dormir de forma sana y natural.

El mejor colchón de látex

Si tienes asma, alergia al polvo o una cama articulada este es tu colchón. Ha sido elegido por la OCU como mejor colchón de látex dos años seguidos, en el 2018 y el 2019. Está fabricado con tejidos de alta calidad y es 100% natural. Unos canales transversales en el bloque de látex lo dotan de una espectacular ventilación, evitando la acumulación de humedad y calor.

Se trata de una opción perfecta tanto para dormir solo como para compartir cama, gracias a las ventajas del látex y su firmeza media. La lana natural con la que está recubierto el látex aísla del calor en verano y protege del frío en invierno. El algodón orgánico de su funda otorga un tacto único y placentero.

¿Qué tamaño debe tener el colchón?

Obviamente un colchón no será igual para un niño que para un adulto o para compartir cama, por esto deberemos tener en cuenta el tamaño de ancho. Además, si eres una persona muy alta quizá necesites largos especiales.

Ten en cuenta que el largo debe ser al menos 10 o 15 cm más largo que la persona más alta que dormirá en él, porque es muy incómodo que los pies se salgan constantemente por abajo.

El grosor también es importante. Un colchón demasiado fino puede hacer que sintamos el somier, lo que nos generará mucha incomodidad a la hora de dormir. Elige qué colchón comprar teniendo en cuenta que su grosor sea, al menos, de 15 cm. Esto nos garantizará un mejor descanso.

El ancho dependerá del número de durmientes. Puedes elegir entre camas individuales o de matrimonio y en estas dos opciones verás que también hay diferentes anchos. ¡Veamos algunas buenas opciones!

Colchones para camas individuales

Antes de elegir qué colchón comprar, debemos saber de qué espacio disponemos en el dormitorio y de qué tamaño queremos la cama individual. Estos colchones van desde 80 cm a 110. Ten en cuenta que sea suficientemente ancho como para que la persona que va a dormir en él pueda moverse cómodamente, además de adoptar cualquier postura sin salirse por ningún lado. Es incómodo que los pies te cuelguen, como hemos dicho, pero también caerte de la cama al intentar girarte.

A continuación, te enseñaremos dos opciones de colchones individuales que pueden ser una buena idea para este tipo de camas.

El colchón individual más barato:

No renuncies al confort ni siquiera con un presupuesto ajustado. Este colchón es de viscoelástica y tiene una firmeza media/alta. Es una buena opción para personas con un peso elevado, pero puede resultar algo duro para personas delgadas.

El colchón Dormio Zafiro cuenta con una estructura termosensible de 2 cm de grosor. Gracias a su óptima adaptabilidad consigue evitar la tensión muscular y logra un descanso saludable y reparador.

El colchón individual con mejor calidad-precio

Simpur Relax nos trae un colchón de firmeza media y fabricado con viscoelástica. Una cama más bien firme con una textura agradable y materiales de primera calidad. Aunque ten en cuenta que no es reversible, porque su capa de visco está solo por uno de los lados. En estos casos es recomendable cambiar el lado de cabeza y pies cada seis meses, para evitar que se deforme.

Su núcleo especial ultra bioplus h.r. de alta densidad es indeformable y será un colchón que te durará muchos años. Cuenta con un tratamiento de microcápsulas de cera de abeja natural con propiedades antibacterianas, antialérgicas, antioxidantes y antiinflamatorias.

Como extra, su capa de viscoelástica es muy superior a otros colchones del mismo precio, llegando a los 4 cm.

Colchones para camas de matrimonio

En el tema de las camas de matrimonio hay que tener en cuenta una doble medida: el tamaño de la gente que dormirá en ella y el de la habitación. Existen colchones desde 135 cm hasta 200 cm. Si no tienes problemas de espacio y os gusta moveros durante la noche, podéis optar por una cama King size; así incluso los peques podrán dormir en la cama si les gusta ir a vuestro cuarto por la noche.

Como truco para saber si un colchón es apto para dos, probad a tumbaros boca arriba y colocar las manos bajo la cabeza con los codos abiertos. Si no os tocáis, el colchón será apto para dormir sin chocaros.

¿Qué colchón comprar para una cama de matrimonio? Aquí te dejamos unas sugerencias:

El colchón para cama de matrimonio más barato

Fabricado en viscoelástica, con una firmeza media/alta, es ideal si te mueves mucho durante la noche o si lo hace tu pareja. El colchón mantendrá una gran sensación de acogida sin sacudirse por los movimientos nocturnos.

Su espuma viscoelástica de alta calidad destaca por su confort y gran sensación de acogida. Tiene cara de invierno y verano, más fresca gracias al tejido exterior de algodón, y presenta una gran cantidad de absorción de movimiento.

Posee un tratamiento antibacterias. Y está disponible en todas las medidas desde 80 cm hasta 200 cm. Además, cada ancho trae diferentes largos, para adaptarse a todo tipo de personas y habitaciones.

El colchón para cama de matrimonio con mejor calidad-precio

Este colchón es de firmeza alta, ideal para persona con peso elevado y para los que duermen boca arriba. Evitará la sensación de hundimiento sin renunciar al confort y a una agradable acogida. Está fabricado con materiales de calidad y con unos acabados excepcionales para facilitarnos la elección de qué colchón comprar.

Es perfecto para corregir malas posturas y para que la columna vertebral siempre esté bien alineada. Sus 4 cm de viscoelástica lo hacen ideal para un descanso óptimo y puedes encontrarlo, igual que la opción anterior, en todos los tamaños.

Además, su altura de más de 30 cm está fabricado con tejidos antiácaros, antibacterias, antimoho y cuenta con el certificado mundial de calidad oeko tex textiles de confianza.

¿Qué firmeza debo escoger para mi colchón?

Lo más importante a la hora de elegir la firmeza del colchón es tener en cuenta varios factores: el peso de los durmientes, la cantidad de personas que dormirán en él, la postura y, sobre todo, los gustos personales.

Para dormir boca arriba, o si tienes un peso superior a 90 kg, lo aconsejable es un colchón de firmeza media para evitar que se hunda y aliviar los puntos de presión de la espalda y costados.

Si prefieres dormir de lado, lo ideal es una firmeza intermedia, así no se hundirá en exceso, creando una sensación desagradable. Ni muy blando, ni muy duro es la clave para un confort óptimo.

Si, por el contrario, duermes boca abajo, puedes elegir uno de firmeza baja, así no forzarás malas posturas en el cuello ni torsiones innecesarias en la columna.

La mejor opción, en resumen, si te mueves, duermes en pareja o tienes un peso superior, es elegir un colchón medio/alto. Así podrá adaptarse a tus movimientos, sin causar sensaciones desagradables, ni molestar a la otra persona. Lo mejor, como hemos dicho anteriormente, es optar por colchones de varios materiales combinados.

¿Qué colchón comprar de cada firmeza?

A continuación te damos unas opciones con una gran garantía calidad-precio para que puedas elegir según la firmeza un colchón que se adapte a ti.

Colchón de firmeza baja

Si eres de los que prefiere un colchón de firmeza baja, o lo quieres para una cama articulada o una segunda vivienda, esta puede ser una buena opción. Cuenta con un núcleo de muelles ensacados pocket system encapsulados. Su relleno es hipoalergénico y saludable, con una firmeza adaptable para una gran sensación de confort.

El núcleo del colchón está compuesto por nube visco gel, con muelles ensacados cosidos individualmente y cubiertos por una bolsa textil actuando como amortiguadores independientes. Además, lleva una capa viscoelástica con gel, para dotar de un sistema de refrigeración, aparte de una alta adaptabilidad.

Colchón de firmeza media

Hemos hablado antes de Dormio Zafiro, ahora traemos a Dormio Esmeralda, de la misma fábrica, pero ligeramente diferente. Es un colchón reversible, cuenta con una cara de verano con tejido 3D transpirable y 3 cm de viscosoft para que circule el aire y una cara de invierno con tejido STRECH para conservar el calor. Su núcleo ELIOCEL posee una propiedad termorreguladora y una firmeza media.

Su óptima adaptabilidad evitará la tensión muscular y favorecerá un descanso saludable y reparador. Además, su relación calidad-precio es muy buena. Y podrás colocarlo sobre cualquier superficie: canapé, base tapizada o láminas, sin problema.

Colchón de firmeza alta

Podrás elegir no solo el tamaño del colchón, también el grosor, para asegurarte de la firmeza que más te convenga. Escoge desde 21 cm hasta 29 cm, con un núcleo de espuma de alta densidad para un colchón firme, que no se hundirá por peso elevado o si compartes la cama. Se adaptará a tus movimientos para proporcionar un gran confort y su tejido exterior Strech evitará el exceso de humedad y calor nocturno.

Además, es acolchado por ambas caras, porque la firmeza no tiene que estar reñida con una sensación agradable de acogida suave. Y su tratamiento higiénico actúa como barrera para ácaros, bacterias y manchas difíciles, dotándolo de gran facilidad para limpiarlo y de secado rápido.

Ideal para personas alérgicas y sensibles a las bacterias o ácaros.

¿Ya sabes qué colchón comprar para el mejor descanso?

¡Usa las claves que te hemos facilitado para elegir un colchón óptimo para ti y tus seres queridos! Recuerda siempre buscar el colchón que más se adapte a tus necesidades y no te adaptes tú a un colchón, pues esto solo te generará incomodidades y problemas a largo plazo de salud.

Si necesitas más claves para elegir un colchón óptimo, pásate por nuestro artículo sobre qué debes saber sobre cómo elegir colchón.